Volume | Issue | 2022
Mientras celebran y reflexionan, Ward y Crouch se sienten orgullosas, con toda la razón, de los logros tempranos del movimiento de desarrollo comunitario. Photo: Jim Quinby

Sembrando las semillas para un movimiento de desarrollo comunitario

Mary Ward y Roi Crouch celebran y reflexionan sobre sus dos décadas de colaboración

“La visión que tiene el Programa de Liderazgo del Ford Institute de una vitalidad comunitaria y capacidad de desarrollo se ha vuelto realidad de formas increíbles en muchas comunidades”, explica Mary Ward desde su hogar en el sur de Oregon. Ward y su colega de hace muchos años, Roi Crouch, se reunieron recientemente para reflexionar sobre los 18 años que han trabajado juntas en el desarrollo comunitario. Ambas han facilitado cientos de conversaciones y experiencias de aprendizaje con residentes y líderes rurales a lo largo de Oregon y en el Condado de Siskiyou, California. Ahora, reflexionan junto con el personal del recién renombrado departamento de Desarrollo Comunitario Rural sobre las lecciones aprendidas y miran hacia el futuro prometedor del movimiento de desarrollo comunitario.

Cuando el Programa de Liderazgo inició en 2003 como uno de los programas distintivos de The Ford Family Foundation, estaba basado en los principios del desarrollo comunitario que permanecen hasta el día de hoy: ir a donde se encuentra la gente y desarrollar lo que ya tienen. “Lo que necesitábamos era la energía colectiva de cada comunidad y la sabiduría y el aprendizaje que permitió a las personas desarrollar su propia capacidad, y crecer juntas”, comparte Ward.

Mientras celebran y reflexionan, Ward y Crouch se sienten orgullosas, con toda la razón, de los logros tempranos del movimiento de desarrollo comunitario. Entre 2003 y 2015, más de 6,000 residentes rurales participaron en capacitaciones de desarrollo de liderazgo en 88 centros a lo largo de la región. Los frutos de su trabajo en conjunto pueden considerarse como testamentos duraderos de su colaboración: soportes para bicicletas y senderos para caminar, esfuerzos de revitalización del centro y redes de organizaciones sin fines de lucro y conexiones comunitarias.

“Fue un proceso muy orgánico durante el primer par de años. Tuvimos el privilegio de intentar cosas con las personas en las comunidades y de obtener sus comentarios para modificar nuestro enfoque de una forma que tuviera sentido”, comparte Crouch. “Desarrollamos la sabiduría que ya estaba en las comunidades de las personas que estaban haciendo el trabajo”.

Entre 2003 y 2015, más de 6,000 residentes rurales participaron en capacitaciones de desarrollo de liderazgo en 88 centros a lo largo de la región. PHOTO: Roi Crouch

El camino de desarrollo comunitario que hemos recorrido

El movimiento de desarrollo comunitario rural empezó a cambiar de forma en 2015, cuando la comunidad estatal de egresados del Programa de Liderazgo trabajó en conjunto para crear lo que ahora se conoce como el Enfoque de Desarrollo Comunitario. Con el liderazgo de Roque Barros, el entonces director del departamento de la fundación, los promotores comunitarios empezaron a cambiar de un desarrollo individual y basado en proyectos a una visión comunitaria más amplia.

Similar al estilo didáctico de Crouch y Ward, el cual describen como “aprender al hacer”, el Enfoque de Desarrollo Comunitario es un marco de trabajo adaptable para la colaboración comunitaria. Es tanto un proceso como un producto. Cuando los residentes de una ciudad se reúnen para trabajar en una visión para el futuro de su comunidad, mejoran las condiciones locales y generan capacidad para un ciclo continuo y virtuoso de una creciente vitalidad comunitaria rural.

El Enfoque de Desarrollo Comunitario cobró aún más impulso en 2016, después de que se contrató a tres promotores comunitarios experimentados (dos de los cuales eran egresados del Programa de Liderazgo) como parte del personal de la fundación, como coordinadores de campo para apoyar sus regiones. Desde entonces, el equipo ha crecido para incluir a seis coordinadores de campo. Estos miembros del personal de la fundación dependen en gran medida de los promotores comunitarios rurales como Crouch y Ward, quienes forman una amplia red de residentes rurales interconectados. Ya sea que estén dirigiendo proyectos como sitios web comunitarios o creando redes a través de fronteras estatales y de los condados, los conocimientos generados por los promotores comunitarios rurales continúan orientando el futuro del movimiento.

los conocimientos generados por los promotores comunitarios rurales continúan orientando el futuro del movimiento.PHOTO: RuralCommunityBuilders.org

Qué planes hay para el desarrollo comunitario

Conforme la fundación lanza un nuevo marco de trabajo estratégico para apoyar el desarrollo comunitario profundo que está enfocado en mejorar los resultados para los niños y sus familias, los promotores comunitarios siguen siendo colaboradores esenciales en la creación del futuro de las zonas rurales de Oregon y del Condado de Siskiyou. “A menudo decimos que el desarrollo comunitario está en el ADN de la fundación”, dice la Presidenta Anne Kubisch. “Acudimos a los promotores comunitarios, especialmente nuestros socios antiguos, para obtener orientación sobre cómo apoyar de una mejor forma la capacidad de desarrollo rural organizacional, comunitario y económico”.

"El desarrollo comunitario está en el ADN de la Fundación” — Presidenta Anne Kubisch

Una forma en que este cambio se refleja es en los nombres: El Ford Institute for Community Building ahora es el departamento de Desarrollo Comunitario Rural (“Rural Community Building”) dentro de The Ford Family Foundation. “El nombre 'Ford Institute' hacía que pareciera que nuestro departamento estaba separado de la fundación de alguna forma”, explica Max Gimbel, el director del departamento de Desarrollo Comunitario Rural. “Para poder ayudar a las comunidades rurales a las que atendemos a crear el impacto significativo que ellas —al igual que nosotros— están buscando, la fundación está separando los silos internos. El cambio de nombre de nuestro departamento adopta una sentido más profundo de colaboración y unidad. ¡También queríamos que la palabra 'rural' estuviera en nuestro nombre!”

Al igual que la fundación, el compromiso de Ward y Crouch con las comunidades rurales y su gente se mantiene firme. Mientras esperan tener un estilo de vida más relajado, tienen planeado seguir ofreciendo orientación y tutoría, creación de redes y desarrollo comunitario. Les esperan viajes para visitar a colegas y sitios lejanos fuera de la región. “Estaba tan ocupada yendo de comunidad en comunidad debido a mi trabajo que no tenía tiempo de simplemente salir con alguien a almorzar”, comparte Ward.

Y tras el impacto que el dúo ha tenido en nuestra región, especialmente en la zona sur de Oregon, dejan atrás a promotores comunitarios capaces y energéticos que están listos para crear un futuro inclusivo e inspirador. Visite RuralCommunityBuilder.org para ver docenas de ejemplos de promotores comunitarios rurales que toman acciones para hacer que sus ciudades sean un mejor lugar para vivir para todos y consideren reconocer a estos líderes donde usted vive.

Obtenga más información sobre los próximos cambios de apoyos y los compromisos duraderos de la fundación con los lugares, las personas y las oportunidades rurales en este enlace.

Return to Issue Index
Share this: